Noticias

Inicio 5 Noticias

Covid-19 y asma: recomendaciones de SEPAR sobre la vacunación

10/Abr/2021 | Actualidad, Asma, Covid-19, Vacunas | 1 Comentario

Los pacientes con asma grave a tratamiento con fármacos biológicos deben retrasar entre 5 y 7 días la administración del biológico tras recibir la vacuna del SARS-CoV-2, fundamentalmente como medida de vigilancia ante la posible aparición de efectos adversos tras la vacunación.

Así lo recoge la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica, SEPAR, en el documento Recomendaciones SEPAR sobre la vacuna Covid-19 en las enfermedades respiratorias,   elaborado por un grupo de expertos de la sociedad científica sobre la literatura científica recopilada hasta el 7 de marzo de 2021, y de la información aportada por distintas sociedades científicas, agencias del medicamento y estrategias de organismos gubernamentales.

En la elaboración del documento ha participado un grupo multidisciplinar de expertos en neumología, cirugía torácica, enfermería, microbiología, inmunología, medicina preventiva, epidemiología y salud pública.

SEPAR señala que las vacunas son seguras y eficaces y que en los pacientes con enfermedades respiratorias deben considerarse prioritarias. Las vacunas autorizadas hasta el momento por la EMA, se afirma en el documento, son seguras y efectivas, especialmente para reducir la incidencia de casos graves de COVID-19 en personas de más de 16-18 años de edad.

En referencia en concreto al asma, en el documento se realizan una serie de consideraciones y recomendaciones entre las que se encuentran:

– Los pacientes con asma grave tratados con biológicos podrían ser un grupo prioritario para la vacuna, ya que los últimos estudios han observado peor evolución de la enfermedad COVID-19 en este subgrupo.

– Los pacientes con asma grave en tratamiento con fármacos biológicos pueden recibir la vacuna del SARS-CoV-2, siendo aconsejable retrasar 5-7 días la administración del biológico, fundamentalmente como vigilancia por la posible aparición de efectos adversos tras la vacuna.

– No se debe administrar la vacuna SARS-CoV-2 a pacientes con antecedente de reacción anafiláctica a fármacos biológicos.

– Se aconseja la administración de la vacuna del SARS-CoV-2 en los pacientes con asma alérgica con sensibilización a alérgenos (ácaros, pólenes, epitelio de animales, hongos), ya que no existe evidencia en contra.

– En el caso de las vacunas vía sublingual se recomienda que el paciente no tome la dosis el día de la administración de la vacuna contra la COVID-19, ni en los siguientes siete días.

– La única contraindicación absoluta es la constancia de reacción alérgica a cualquier componente de la vacuna.

En términos generales, en el documento se recoge que los pacientes con enfermedades respiratorias no deben retrasar la vacunación, ni suspender el tratamiento habitual, salvo infección activa o agudización. Igualmente, la vacunación frente al nuevo coronavirus no interfiere con la vacunación antigripal ni antineumocócica por lo que ambas deben seguir administrándose.

Pacientes con asma grave

El documento analiza en concreto la situación de los pacientes con asma, sobre los que, afirma, ha habido mucho debate sobre si el asma es factor o no de riesgo para mayor susceptibilidad al virus, o para progresión a formas graves de la COVID19.

Metaanálisis recientes, afirma SEPAR, sugieren que no es factor de riesgo. Sin embargo, añaden hay pocos estudios publicados sobre pacientes con asma grave, ni con aquellos que reciben tratamientos biológicos. Los pocos casos clínicos descritos no han observado ninguna reacción clínica adversa con la administración de los fármacos biológicos en pacientes con infección por el virus SARS-CoV-2, aunque se desconoce su efecto en la respuesta inmune al virus y si puede prolongar el tiempo para la recuperación de la infección.

Asma e infección por el SARS-CoV-2

Para el caso de infección por el SARS-CoV-2, el documento recoge también una serie de recomendaciones, que incluyen:

– Continuar el tratamiento de mantenimiento habitual del asma y/o rinitis para no perder el control de la enfermedad.

– En caso de infección por SARS-CoV-2 se aconseja demorar la administración del biológico hasta la resolución clínica (aproximadamente 10 a 14 días), ya que se desconoce su efecto en la respuesta inmune al virus.

– En casos de infección por SARS-CoV-2 y asma agudizada se debe individualizar la administración del biológico, ya que no se han observado reacciones adversas en los escasos casos administrados durante la infección.

1 Comentario

  1. Francisco Vida

    Soy paciente de EPOC y me han citado para vacunarme mañana dia 23, ¿debo tomar algun tipo de precaucion al respecto?
    Gracias

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.