Virus Respiratorio Sincitial

El Virus Respiratorio Sincitial (VRS)

El Virus Respiratorio Sincitial (VRS) es un patógeno que causa gran variedad de afecciones respiratorias. Es la causa principal de infecciones de las vías aéreas inferiores, causando principalmente neumonía y bronquiolitis, la más habitual en menores de 2 años. En bebés, personas con enfermedades respiratorias o cardiacas y las inmunodeprimidas, la infección puede llegar a ser muy grave.

Se trata de un pneumovirus de la familia de los paramixovirus, altamente contagioso, que invade las células epiteliales respiratorias provocando inflamación, edema, formación sincitial y desprendimiento. En los casos más graves, puede derivar en fallo respiratorio.

El VRS comienza multiplicándose en la mucosa nasal o faríngea produciendo infecciones de las vías áreas superiores y ocasionando un síndrome similar a la gripe. Sin embargo, puede afectar el tracto respiratorio inferior originándose un proceso inflamatorio a nivel de los bronquiolos con necrosis y descamación del epitelio celular junto a edema de la mucosa e hipersecreción, originando entonces un cuadro de bronquiolitis.

Cómo se transmite

Se propaga a través de gotículas que se transmiten por el aire, superficies contaminadas o, principalmente, contacto directo con secreciones orales o nasales de una persona infectada por el virus. El periodo de incubación (tiempo entre el contagio y el inicio de los síntomas) suele ser entre 1 y 4 días. Las personas con VRS suelen ser contagiosas entre 3 y 8 días, periodo que, en casos de infección muy severa, se puede prolongar a 4 semanas.

Es un virus estacional. En España, suele causar epidemia anualmente entre los meses de noviembre y marzo, con mayor incidencia en diciembre y enero. La intensidad y la duración de la onda epidémica varían cada año y está influida por factores como el clima, la actividad de otros virus respiratorios y las variaciones en la circulación de las cepas de VRS.

Población susceptible

Aunque pueden provocar enfermedad a cualquier edad, las infecciones por VRS son especialmente severas y pueden tener desenlaces fatales en menores de 1 año y en mayores de 65, debido a la debilidad de su sistema inmune. Casi todos los niños se han infectado de VRS durante sus primeros dos años de vida y es la principal causa de enfermedad respiratoria que requiere hospitalización en lactantes, provocando 16 veces más hospitalizaciones que la gripe en menores de 1 año.

Suele generar muchas reinfecciones a lo largo de la vida, pero la primera es la más grave. En niños y adolescentes, predispone a padecer asma y sibilancias recurrentes.

En adultos, las infecciones por VRS cursan generalmente con los síntomas leves de un resfriado común, pero en ocasiones pueden desencadenar patologías muy graves como neumonía o insuficiencia cardiaca congestiva y pueden agravar los síntomas de los pacientes con asma o EPOC. Los adultos con algún problema cardiaco o respiratorio crónico, aquellos inmunocomprometidos y los mayores de 65 años presentan mayor riesgo.

Síntomas del Virus Respiratorio Sincitial

La infección por VRS generalmente empieza en las vías aéreas superiores, cursando, en adultos y niños mayores, con síntomas similares a los de un resfriado. Entre ellos:

  • Congestión nasal y estornudos.
  • Tos seca (en neonatos y lactantes jóvenes).
  • Dolor de garganta.
  • Otitis media.
  • Inflamación de la laringe o la tráquea.

Sin embargo, puede extenderse a las vías inferiores, con síntomas como:

  • Anginas.
  • Broquiolitis.
  • Neumonía.
  • Dificultad para respirar.
  • Sibilancias.
  • Cianosis (coloración azulada de la piel).
  • Respiración rápida o superficial (taquipnea).
  • Tiraje intercostal (movimiento de los músculos respiratorios hacia el interior de la caja torácica por dificultad respiratoria).
  • Apnea.

Síntomas no respiratorios:

  • Fiebre.
  • Escalofríos.
  • Irritabilidad.
  • Dificultad para dormir.
  • Falta de apetito.
  • Letargo.

El Virus Respiratorio Sincitial afecta con mayor gravedad a los lactantes, en los que pueden aparecer síntomas como:

  • Dificultad acusada para respirar.
  • Respiración corta y rápida.
  • Letargo.
  • Tos.
  • Falta de apetito.
Posibles complicaciones del Virus Respiratorio Sincitial

Una infección grave por VRS puede derivar en las siguientes complicaciones:

  • Neumonía.
  • Infección del oído medio.
  • Hospitalización.
  • Asma en el futuro. La infección grave por VRS en los primeros meses de la vida, en especial si precisa hospitalización, es un factor de riesgo de desarrollo de asma y morbilidad respiratoria hasta la edad adulta. Entre un 16 y un 48 por ciento de los niños hospitalizados por bronquiolitis provocada por el VRS son diagnosticados de asma posteriormente. Por otra parte, las exacerbaciones del asma en niños y adultos se asocian primariamente a las infecciones víricas.
  • Se calcula que la mitad de los lactantes hospitalizados con bronquiolitis por VRS presentan episodios de broncoespasmo subsiguientes (hiperreactividad bronquial).
  • Tras la primera infección, el virus daña el epitelio respiratorio, con lo que aumenta la inflamación y predispone a la reinfección. La inflamación, además, obstruye las vías aéreas y aumenta la secreción de moco, que las células, al estar dañado el epitelio, no son capaces de eliminar.
  • Por otra parte, la inflamación crónica deriva en una hiperreactividad bronquial, lo que lleva a exacerbaciones recurrentes. Asimismo, la primera infección por VRS conlleva cambios epigenéticos que aumentan la sensibilidad del paciente a estímulos futuros.
Factores de riesgo del Virus Respiratorio Sincitial

  • Nacimiento prematuro.
  • Epoc del prematuro.
  • Cardiopatía congénita.
  • Deterioro neuromuscular.
  • Inmunodeficiencia.
  • Síndrome de Down.
  • Niños que asisten a guarderías o conviven con hermanos que asisten al colegio, en los que aumenta el riesgo de exposición y de reinfecciones.
  • Adultos con enfermedades pulmonares o cardiacas.
  • Mayores de 65 años.
Diagnóstico

El VRS es un virus altamente infradiagnosticado. Existen métodos de diagnóstico rápido basados en la inmunofluorescencia y en el inmunoensayo enzimático en muestras de moco nasal, con una sensibilidad de entre el 80 y el 90 por ciento y cuyos resultados pueden obtenerse en pocos minutos. En España estas pruebas no suelen realizarse en las consultas de Pediatría de Atención Primaria, aunque sí en hospitales.

También puede diagnosticarse mediante el aislamiento del virus en cultivos celulares de secreciones respiratorias o pruebas serológicas para confirmar la infección en pacientes con infección aguda y convalecientes, aunque con baja sensibilidad en niños pequeños.

Prevención y tratamiento

El VRS no tiene tratamiento antiviral y la única profilaxis autorizada es el palivizumab, un anticuerpo monoclonal, indicado para la protección de bebés y niños de hasta 2 años con factores de riesgo, como nacimiento prematuro, epoc del prematuro, cardiopatía congénita, deterioro neuromuscular, inmunodeficiencia o síndrome de Down.

Actualmente se encuentra en una fase avanzada de ensayos clínicos otro anticuerpo monoclonal, el nirsevimap, que podría inmunizar a todos los bebés y no solo a los de riesgo o con problemas de salud. Asimismo, existen diferentes estrategias preventivas en desarrollo clínico en función de la población diana: maternal, lactantes para su protección en los primeros meses de vida, edad pediátrica y adultos en edades avanzadas

En casos necesarios, se aplica tratamiento de soporte como administración suplementaria de oxígeno y ventilación mecánica.

El tratamiento con corticoides no ha demostrado ningún beneficio, al igual que la administración de antibióticos, al tratarse de un virus.

Para evitar el contagio, la mejor prevención se basa en extremar las medidas higiénicas, evitar el contacto con infectados y aprender a reconocer los signos del virus de forma temprana para frenar un desarrollo grave de la enfermedad.

Prevalencia del Virus Respiratorio Sincitial y otros datos

El VRS constituye un importante problema de salud pública debido a la alta carga asistencial que provoca tanto en Atención Primaria como en los servicios de Urgencias y hospitalarios.

  • Se estiman 33,1 millones de episodios de VRS y 3,2 millones de hospitalizaciones en todo el mundo.
  • Es el 2º patógeno que causa más mortalidad en el mundo en lactantes, por detrás de la malaria.
  • El 90% de los niños se infectan en los dos primeros años de vida.
  • El 75% de los bebés van a infectarse por VRS, de forma leve o grave, en su primer año de vida.
  • La bronquiolitis por VRS es la principal causa de hospitalización en lactantes menores de 1 año.
  • El 78% de los casos de los bebés con bronquiolitis aguda grave son causados por este virus. En torno al 2 – 5% de ellos requieren ingreso hospitalario y, de estos, entre el 3 y el 11% ingreso en la UCI pediátrica.
  • Causa 16 veces más hospitalizaciones que la gripe en menores de 1 año. Se calcula que el 4% de los lactantes serán hospitalizados en su primer año de vida a causa del VRS.
  • La tasa de hospitalizaciones es 15 veces mayor en el primer año de vida.
  • Más del 98 por ciento de los menores de 1 año hospitalizados no pertenecen a grupos de riesgo.
  • El 87% de los casos de bronquiolitis en menores de 2 años suponen visitas a las consultas de atención primaria.
  • En cuanto a los adultos, no existen datos en España, aunque algunas publicaciones apuntan a que el VRS es agente causal de neumonías en adultos hospitalizados en la temporada epidémica.

Contacta con la asociación más cercana a ti​

Coordinadora Nacional de Pacientes con Asma.

Coordinadora Nacional de Pacientes con Epoc.

AIRE LIBRE. Asociación de Enfermos Asmáticos y Alérgicos “Aire Libre” Granada.

ALERMA / AMALEPOC. Asociación de Alérgicos y Enfermos Respiratorios de Málaga.

ASBIEPOC. Asociación de Apoyo a Personas Enfermas de Epoc de Euskadi.

ASENPUL. Asociación de Enfermos Pulmonares (Almería).

ASMAASTURIAS. Asociación de Pacientes con Patología Respiratoria del Principado de Asturias.

ASMABI BIKZAIA. Asociación de Apoyo a Personas afectadas por el Asma de Bizkaia.

ASMAMADRID. Asociación de Asmáticos de Madrid.

A TOT PULMÓ . Asociación de pacientes (familiares y amigos) con enfermedades respiratorias.

NEUMOAI. Asociación de Apoyo e Información a Familiares y Pacientes con Neumonía.

EPOC ESPAÑA. Asociación Española de Pacientes y Cuidadores de Epoc.

SEVILLA RESPIRA. Asociación de asmáticos, alérgicos y enfermos respiratorios de Sevilla.

 

Recursos con información de interés sobre el VRS

;

Noticias

Todo sobre VIRUS RESPIRATORIO SINCITIAL

El VRS: un virus muy desconocido y relegado en tiempos de covid-19

El VRS: un virus muy desconocido y relegado en tiempos de covid-19

Poco conocido, incluso un tanto misterioso, pero igualmente dañino y muy extendido. El Virus Respiratorio Sincitial (VRS) afecta al 90% de los niños en sus primeros dos años de vida, provoca bronquiolitis que pueden llevar a la hospitalización de...